El tiempo, pese a que hubo un fuerte viento que provocó que dos imágenes de la Cofradía no pudieran salir, dio una tregua y tras la suspensión de la Procesión de los Crucíferos del Martes Santo y ayer, Miércoles Santo tanto Jesús del Calvario y Ecce Homo hizo que finalmente, Socuéllamos pudiera tener una Procesión en este Jueves Santo, con la salida de la Cofradía decana de Socuéllamos.

Con unas calles llenas de gente pese al mal tiempo, la Preciosísima Sangre de Cristo realizó su itinerario solo con los pasos del Amarrado a la Columna y el paso infantil. Una decisión difícil pero era fundamental preservar ante las fuertes rachas de viento el patrimonio de la Cofradía más delicado ante este fenómeno atmosférico como mantos o túnicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *