Nacido el 8 de abril de 1959, Ignacio Megías García ha dedicado toda su vida a servir al pueblo de Socuéllamos desde los 12 años en su trabajo desde la farmacia, en primer lugar, repartiendo con su bicicleta medicamentos a domicilio y unos años más tarde desde la «botica» de Gonzalo Gómez primero, y Pablo Barberá en la recta final de su vida laboral, en la farmacia situada en el Paseo Cervantes.

Hoy, tras más de 50 años de trabajo, llega el momento de la jubilación, tan merecida como necesaria. En esta fotografía de principios de los 70, lo vemos al lado de su compañero de siempre, de Antonio conocido como «Polo», fallecido hace unos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *